Velas de parafina líquida: instrucciones de uso

Utilizar las velas de parafina líquida es muy fácil: 


1. Quita el tapón plástico de la vela; 

2. Coloca la vela en el porta velas; 

3. Enciende la vela de parafina líquida aplicando la llama sobre la mecha; 

4. Apaga la vela soplando la llama. 

5. No hace falta volver a poner el tapón plástico después de su primer uso. Puedes dejar la vela de parafina dentro del porta velas hasta su próximo uso, porque la parafina líquida se encuentra en un recipiente sellado y no se  evaporará. 

6. Enciende las velas de parafina líquida en sitios bien ventilados. 

7. No manipules la mecha ni el cierre metálico de la vela. 

8. Los repuestos de parafina líquida duran hasta 50 horas y tienen un solo uso, no son rellenables. Una vez acabado el repuesto de parafina, reemplazarlo por uno nuevo. 

9. Si se vuelca la vela saldrán unas pocas gotas de parafina líquida por su seguridad y se apaga la llama. Levanta la vela y enciéndala de nuevo. 

10. Por la seguridad y para prevenir cualquier incendio, utiliza las velas/cargas de parafina líquida dentro del porta velas; de modo que la llama de la vela siempre esté cubierta por el porta velas.  

Cualquier pregunta que tengas acerca del uso de nuestras velas de parafina líquida, ¡no dudes en contactar con nosotros!


Blog para Hostelería